lunes, 29 de febrero de 2016

Juego Puzzle. El Hijo Pródigo o El Padre Misericordioso


Haz click sobre estas imágenes para realizar otras dinámicas
Imagen relacionada  Imagen relacionada

Videos Reflexion: IVº Domingo Tiempo de Cuaresma - Ciclo C - "El Padre Misericordioso" - (Ed. Verbo Divino - YouTube)

Haz click sobre la imágen

Evangelio según San Lucas 15, 1-3; 11-33 - "El Padre Misericordioso"

IVº Domingo
Tiempo de Cuaresma - Ciclo C -
"El Padre Misericordioso"
6/03/16
Lc 15, 1-3; 11-33
Haz click sobre la imágen para leer el Evangelio
Reflexión:
Sin misericordia no es posible
Adolfo Chércoles hace una sugerente exégesis de la parábola del hijo pródigo, ... destacando la actitud misericordiosa del Padre frente a sus vástagos en el contexto del Jubileo de la Misericordia. El padre tiene dos hijos que desconocen su corazón, lo más esencial y específico de su persona. El menor recibe la herencia y corta la relación con su progenitor, hasta que de una manera interesada regresa a casa hambriento y con la dignidad prácticamente perdida. El padre no le reprocha, hace fiesta, le devuelve sus atributos de filiación. El padre le mira de una manera única que genera la emoción y la alegría del que la percibe: “lo vio y se conmovió”....
Con la humildad de quien sabe que no es digno de ser llamado “hijo”, podemos decidirnos también nosotros a ir a llamar a la puerta de la casa del Padre: ¡Qué sorpresa descubrir que Él está en la ventana mirando el horizonte, porque espera siempre nuestro regreso! “Cuando todavía estaba lejos, el Padre lo vio y conmovido corrió a su encuentro, se echó a su cuello y lo besó” (Lc 15,20).

...
Al llegar el hijo mayor y enterarse de lo sucedido y, sobre todo, de la actitud benevolente del padre, se siente “ofendido”·: su “fidelidad” a ultranza parece no haber servido de nada. Mientras él no ha recibido ni un “cabrito”, la vuelta del disoluto ha llegado al extremo de matar hasta el “ternero cebado”. La actitud del hijo mayor es censurar al padre su generosidad, su inmensa misericordia. ¿No es quizá la actitud que hubiésemos tenido nosotros? Nuestra relación con los demás no es recuperadora, sino competitiva y excluyente. Nuestra “justicia” empieza y se acaba en nosotros mismos. Es incompatible con la misericordia. ¡Todos hubiésemos dicho con el hijo mayor que el padre aquel no era justo haciendo lo que había hecho!
¿Fue “injusto” el padre? Su salida en busca del “bueno” porque no quería entrar a la fiesta es el momento aciago de la escena: claramente le dice al padre por qué no quiere entrar: se siente discriminado, él tan cumplidor, “y ahora que ha venido ese hijo tuyo…”. ¡No dice “mi hermano”! ¡Es incapaz de llamar a su padre, padre nuestro!
La desventura del padre es su impotencia ante la negativa de uno de sus hijos de disfrutar en una fiesta por la recuperación de “este hermano tuyo que estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido hallado”. ¡No hay posibilidad de encontrarse con este Padre sin sentirse hermano de su otro hijo, que está llamado a la recuperación! La parábola no nos dice si entró. ¿Estamos nosotros dispuestos a entrar? Posiblemente la escena evangélica tenemos que culminarla nosotros, y parece que sin misericordia no es posible.
...
Animo a leer o releer en estos días cuaresmales El regreso del hijo pródigo... Un buen ejercicio cuaresmal puede ser releer en esta clave las fases de nuestra vida: la experiencia de ser el hijo más joven, la molesta pregunta sobre si no seré también el hijo mayor, la llamada que más nos desconcierta: ser el propio padre. Ahora es momento de regresar:

Regreso.
No sé bien de dónde:
¿de la escasez y de la vergüenza,
o quizá de creer que lo merezco todo
sin reconocerte mínimamente?

Regreso para comprobar de nuevo
tu abrazo sincero,
tu acogida incondicional de Padre bueno.

Regreso a la fiesta del encuentro.
Vengo con vergüenza,
sé que no lo merezco
pero estoy tan vacío
que casi loco me he vuelto.

Regreso.
Fui demasiado altivo,
me creí el centro del mundo
y ahora compruebo
que solo Tú eres mi único rumbo.

Regreso.
Quiero abrazarte
y abrazar a mi hermano.
Da lo mismo el sentido de nuestro pecado,
nos alejamos de Ti
y ahora reconciliarnos es pura alegría,
que une la separación
gracias a un misterioso vuelco:
el de tu misericordia y tu amor.

Dibus: Patxi Velasco Fano      Texto: Fernando Cordero ss.cc.     Fuente: http://blogs.21rs.es/kamiano

miércoles, 24 de febrero de 2016

Video: Intenciones del Papa Francisco -"El respeto a la Creación"


Que cuidemos de la creación, recibida como un don que hay
 que cultivar y proteger para las generaciones futuras
Papa Francisco - Febrero 2016

Juego Educaplay: Test sobre la Cuaresma

TEST SOBRE LA CUARESMA
Responde a estas 10 preguntas sobre la Cuaresma
Haz click sobre esta imágen
Actividad realizada por Ana Gómez Calderón
        
Haz click sobre esta imágenes

martes, 23 de febrero de 2016

Vídeos Reflexión: IIIº Domingo de Tiempo de Cuaresma - Ciclo C - "Exhortación al arrepentimiento y la higuera estéril" (Ed. Verbo Divino - YouTube)


Haz click sobre la imágen

Evangelio según San Lucas 13, 1-9 - "Exhortación al arrepentimiento y la higuera estéril"

IIIº Domingo
de Tiempo de Cuaresma - Ciclo C
"Exhortación al arrepentimiento y la higuera estéril"
28/02/16
Lc 13, 1-9
Haz click sobre la imágen para leer el Evangelio
Reflexión
Tiempo de prórroga
Oportunidades y goles

Dios no se cansa de darnos oportunidades. Esto nos llena de esperanza. Siempre cabe la posibilidad de responder positivamente a su plan. Pero, claro, hay que hacer algo por crecer y abrirse al abono con el que el Señor pretende sacarnos adelante. Necesitamos tiempo para madurar y dar fruto, para convertirnos y cambiar la mentalidad del corazón. Dios nos da una buena prórroga para que salgan brotes verdes de nuestra higuera un tanto marchita en el tercer domingo de cuaresma ...  Aprovechemos tantos momentos, personas, circunstancias que se nos brindan para desarrollar nuestra capacidad de acogida, de compromiso, de crecimiento espiritual. En los tiempos de prórroga, como sucede con los partidos de fútbol, puede haber sorpresas: ganar el partido y marcar un buen gol a nuestro egoísmo.
Jesús nos muestra cómo debemos juzgar los acontecimientos históricos, a raíz del asesinato de los galileos o de los que murieron aplastados por la torre de Siloé. Los fariseos veían en cada desgracia un castigo por los pecados. No hay que fijarse en los demás sino en nosotros mismos. Moriremos si no nos convertimos, si no cambiamos de rumbo, si no reconocemos que nos hemos enemistado con el Señor...
Proceso de maduración
... La conversión supone también la maduración. ¿Qué sentido tiene una higuera sin fruto? Podríamos compararla como una fotografía en blanco y negro al lado de una en color, con algún producto sucedáneo o con una fotocopia del original. A la higuera sin fruto le falta su proceso de maduración.
...¡Nosotros vislumbremos ahora cuánta paciencia tiene el Señor con nosotros! Como el jardinero que no quiere que se pierdan ninguna de sus plantas, así también actúa para que no perdamos la oportunidad de poder crecer, desarrollarnos, darnos cuenta de la fe que recorre nuestras venas. El Padre nos protege, nos riega y cuida. Respeta nuestro ritmo, para que podamos despertar y algún día dar fruto. Pero no podemos beneficiarnos y echar en saco roto su ayuda.

Aprovechemos que el Señor está a nuestro lado para continuar nuestro crecimiento y que nuestra vida dé fruto abundante cuando sea oportuno. Él nos brinda cada día mil oportunidades para crecer. No seamos perezosos y continuemos nuestro proceso vital, tan entroncado en la fe. “Permanecer” en el amor afrontando la dificultad y todo lo que resulte imprevisible, frustrante, conflictivo y fatigoso. Dar fruto al final es el don total de la vida por amor, anclada en un horizonte de valores que escapa a la imaginación... 
Dibu: Patxi Velasco Fano   Texto: Fernando Cordero ss.cc.   Fuente: http://blogs.21rs.es/kamiano

lunes, 15 de febrero de 2016

Juegos Puzzle: "La Transfiguración de Jesús en el Monte Tabor"



Videos Reflexion: IIº Domingo Tiempo de Cuaresma -Ciclo C - "La Transfiguración de Jesús" - (Ed. Verbo Divino - YouTube)

Haz click sobre la imágen


Evangelio según San Lucas 9, 28b-36 - "La Transfiguración de Jesús"

IIº Domingo
de Tiempo de Cuaresma - Ciclo C
"La Transfiguración de Jesús"
21 /02/16
Lc 9, 28b-36
Haz click sobre la imágen para leer el Evangelio
Reflexión
Entre el Tabor y lo cotidiano
En el segundo domingo de Cuaresma subimos con Jesús a la montaña a orar. Es en la oración donde acaece la transfiguración, un anticipo del Cristo glorioso. Podríamos pensar con la mentalidad práctica actual si era necesario que se pusiera a rezar. Sin embargo, es precisamente su oración la que nos revela su verdadera identidad. Es el Hijo que se recibe plenamente del Padre, y nos recibe con Él... 
El pasaje de este domingo es, además, escuela de escucha. Pedro, Juan y Santiago están invitados por el Padre a escuchar con toda su persona: “Este es mi Hijo, el escogido, escuchadle”. Es difícil vivir sin una luz que ilumine nuestra existencia, que pueble de sentido nuestros oídos, que caldee nuestros corazones y nos lance al compromiso.
... Ponernos en el lugar de Jesús, en ese momento de transfiguración, de luz, de felicidad. Y también en ese anuncio de su muerte en Jerusalén, sin quedarnos dormidos. Podemos decir que la vida cristiana es una experiencia a dos tiempos: es un proceso de transfiguración en el que está presente el componente de entrega, de sufrimiento, de compromiso. Felicidad y esfuerzo, Tabor y Calvario. No podemos potenciar solamente una de las dos dimensiones. Los seguidores de Jesús aceptamos la vida en lo que tiene de dolor, esfuerzo, camino, pero sin añadir más dureza a la existencia. Después de la escucha, hemos permanecer en el silencio ante el Misterio de lo que acontece y se desarrolla en la experiencia propia del Pueblo de Dios.
Bajar de la nube de la autosatisfacción
... Subamos, pues, en este tiempo de cuaresma a la montaña a orar, con Jesús, para tener la experiencia de su gloria y así poder afrontar los desafíos del día a día en el duro camino hacia la cruz. Necesitamos instantes de transfiguración: contemplar su luz resplandeciente que venza nuestra mirada miope y gris. Luz que ilumine la oscuridad que a veces parece envolver la realidad y el transcurrir diario. Y luego bajar del monte, porque lo nuestro no es estar arriba sino abajo, no quedarnos en las nubes sino convivir y comprometernos con los peregrinos de la tierra.
Pero no olvidemos las señales de Jesús, su invitación a que vayamos a lo esencial: el Padre. No podemos olvidar la fuente: Dios. A veces nos da reparo hablar de Él, no tanto de los pobres, del compromiso o de hacer cosas por los demás. Todo ello está ciertamente genial y es lo que debemos hacer. Pero sin olvidarnos de esos ratos de monte Tabor, de encuentro profundo que ensancha el alma y nos hace tender hacia un horizonte de esperanza ilimitado. Jesús nos señala al Padre. Jesús siempre nos ayuda a alcanzar la meta. Su orientación es auténtica, porque vive de la voluntad del Padre, está “agarrado” por el Abba. Entremos en las “señales” de Dios, respetémoslas, así seremos conducidos a la alegría de un Tabor sin fin, hecho de compromisos y gestos concretos, pero con Dios como fuente y fin.
Dibu: Patxi Velasco Fano      Texto: Fernando Cordero ss.cc.      Fuente: http://blogs.21rs.es/kamiano

sábado, 13 de febrero de 2016

martes, 9 de febrero de 2016

Evangelio según San Lucas 4,1-13 - "Las tentaciones de Jesús en el desierto"

I Domingo
de Cuaresma - Ciclo C
"Las tentaciones de Jesús en el desierto"
14/02/16
Lc 4,1-13
Haz click sobre la imágen para leer el Evangelio
Reflexión
Morder el polvo del desierto
En el camino de la subida al Monte de la Misericordia, que nos propone Patxi V. Fano, comenzamos el primer domingo cuaresmal pisando fuerte, con un evangelio que despierta nuestros posibles letargos y nos pone en clave de conversión, renovación y búsqueda de la voluntad de Dios, en medio del desierto que, en muchas ocasiones, nos ofrece la propia vida y que es un lugar necesario en la experiencia espiritual... 
A lo largo de la vida existen muchas formas de ser llevados al desierto por el Espíritu, como lo fue Jesús: una enfermedad larga o agresiva, la soledad, una depresión, una ruptura familiar o una situación laboral difícil que amenaza la seguridad económica, acompañar el dolor insoportable de ver sufrir a quienes amamos, una muerte por accidente que nos conmueve hondamente, el desarraigo de la tierra natal propio de los emigrantes, la impotencia ante la injusticia. Para otros será un drama interior: el dominio de las adicciones, la sensación de que todo aquello por lo que apostamos se viene abajo, el olvido de personas que son importantes para nosotros. Y tantas otras maneras de emprender la travesía en el desierto. No tenemos más remedio, hemos de recorrerlo ligeros de equipaje. No es el final del camino sino una etapa que hemos de transitar, porque no estamos hechos para instalarnos en la angustia y el sufrimiento.
... Nuestro ir al desierto no puede olvidar la solidaridad con los que se hallan enclavados permanentemente en él, como condenados a estar forzados por el castigo cruel y rutinario.
... Jesús pudo sortear esas pruebas del desierto y lo hizo porque tenía muy clara cuál era su meta: amar. Quien ama se ríe de las tentaciones, porque está en otra onda. El que vence la tentación se ve rodeado de la alegría rebosante del corazón que siente que su vida es “de” y “para” Dios. La cuaresma es un tiempo de pruebas y de gracia.
Jesús nos da señales de sobra con su actuar, en consonancia con su misión de hacer presente el reinado de Dios. Nos muestra un camino de liberación parecido al que un mudo puede experimentar cuando recupera la voz. El que se expresa tras un tiempo de privación se siente una persona completamente nueva y reintegrada en la comunicación con su entorno. Sin embargo, a pesar de todos estos signos, siempre surgen los “peros” a la acción del Señor. La incredulidad, la falta de radicalidad, la indiferencia, el compromiso “líquido” o “light” nos llevan al conflicto y a la división existencial. Por un lado, Jesús nos fascina, por otro, tratamos de reducir los efectos de su influencia con el relativismo o con la rebaja de nuestro compromiso. La cuaresma es tiempo para afrontar la lucha de nuestro interior, para que no quedemos contaminados por el mal y nos adhiramos a la seducción de Jesús.
Dibus: Patxi Fano             Texto: Fernando Cordero ss.cc.            Fuente: http://blogs.21rs.es/kamiano

Libro Digital: 11 de Febrero XXIV Jornada Mundial del Enfermo - Nuestra Señora de Lourdes


Haz click sobre la imágen


lunes, 8 de febrero de 2016

Juego Hot-Potatoes: EL CAMINO DE LA CUARESMA

Haz click sobre la imágen para realizar actividades interesantes
(Actividad realizada por Isabel Pola)

Cuaresna "Subamos a la cumbre de la Misericordia"


Así nos invita el dibujante Patxi V. Fano a vivir la Cuaresma:

“SUBAMOS A LA CUMBRE DE LA MISERICORDIA”, durante los cinco domingos de cuaresma construiremos silaba a silaba la palabra mi-se-ri-cor-dia.
Preparemos las mochilas, vayamos ligeros de equipaje dejemos lo que nos sobra y mirando a la cumbre que es el amor de Dios subamos juntos esta cuaresma.”
Fuente: http://blogs.21rs.es/kamiano/2016/02/02/material-de-cuaresma-de-fano-2016/#more-3597

Esta cuaresma proponemos una escalada hacia la cumbre de la misericordia, culmen del amor hasta el extremo, la pasión, cruz y resurrección de Jesucristo. Los hombres y las mujeres estamos llamados a encontrarnos con Dios, el creador de todo, y en el fondo de nuestro corazón no descansaremos hasta encontrarnos con Él. La aceptación de su voluntad implica la renuncia a lo que somos, para dejarnos inundar de su amor, y ser en la tierra un instrumento de su misericordia. En Jesús podemos ver esta entrega hasta el extremo. Cada año la cuaresma nos invita a buscar la auténtica realidad de nuestra felicidad, nuestro anhelo más profundo es gozar de la presencia de Dios, y actuar según Él ha pensado para cada uno de nosotros. La Cuaresma es un tiempo de paso, de esperanza, de camino, hacia un punto culminante, Jesucristo. Para ello, se propone una travesía interior, la “escalada cuaresmal”, que, como toda escalada, necesita que vayamos ligeros de equipaje, bien calzados. Con las herramientas propias de la actividad que vamos a desarrollar: ayuno, limosna y oración. Similar a la actividad deportiva a la que hace referencia, necesitaremos coordinar nuestro cuerpo, mente y corazón para conseguir cumplir los objetivos, alcanzar la cima, descubrir el misterio de la cruz. Además de este camino hacia la cruz, iremos profundizando en la experiencia de la misericordia, como manifestación infinita del amor divino hacia los que nos quedamos sin aliento en el camino, y la que debemos propagar para hacer cumplir su voluntad como Padre bueno.

NOS HAS LLAMADO AL DESIERTO, SEÑOR DE LA LIBERTAD, Y ESTÁ EL CORAZÓN ABIERTO A LA LUZ DE TU VERDAD. SUBIMOS CON ESPERANZA LA ESCALADA CUARESMAL. EL PUEBLO DE DIOS AGUARDA HASTA LA CUMBRE PASCUAL
  (Antonio Alcalde)

Evangelio según San Mateo 6,1-6.16-18 - Miércoles de Ceniza

Miércoles de Ceniza
de Tiempo de Cuaresma- Ciclo C
10/02/16
Mt 6,1-6.16-18
Haz click sobre la imágen para leer el Evangelio
Reflexión
Ceniza de la Misericordia
El tiempo de Cuaresma que iniciamos el Miércoles de Ceniza, 10 de febrero, es una oportunidad privilegiada para entrar en el Corazón de Dios. El papa Francisco en el libro El nombre de Dios es Misericordia hace hincapié en esta imagen del Padre que abraza, acoge y perdona: “Dios es misericordia, Dios es misericordioso. Para mí, este es realmente el carné de identidad de nuestro Dios”. Con Francisco, con toda la Iglesia abramos las puertas a la Ceniza de la Misericordia, para subir con Jesús al Calvario y aprender de la generosidad de su Corazón.
Entremos en los sentimientos del Hijo, en este itinerario que nos llevará hasta su increíble donación.
¡Abramos puertas! Cuaresma. Es tiempo de MISERICORDIA.
Dibu: Patxi Fano             Texto: Fernando Cordero ss.cc.              Fuente: http://blogs.21rs.es/kamiano

Miércoles de Ceniza



Haz click sobre la imágen

miércoles, 3 de febrero de 2016

Video: Atrévete a Buscar 2. ¿POR QUÉ SUFRIMOS? - (YouTube) -

Responder a las preguntas fundamentales:
Si Dios es bueno y todopoderoso,
¿por qué existe el mal en el mundo?




Haz click sobre la imágen

Juego Actividad LIM.- La pesca milagrosa.-

Haz click sobre la imágen para realizar la actividad


Aquí les dejo la actividad LIM que ha realizado

 Lourdes Maestra de Religión. C.E.Pr. "Pablo de Olavide"
sobre el milagro de la pesca milagrosa,
 espero que les guste y les sea de utilidad
Resultado de imagen para imagenes de la pesca milagrosa para niños

Video Reflexion: 5º Domingo Tiempo Ordinario - Ciclo C - "La pesca milagrosa" - (YouTube - Ed. V.D.)