martes, 30 de diciembre de 2014

1 de Enero: MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA CELEBRACIÓN DE LA XLVIII JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ


1 DE ENERO DE 2015
NO ESCLAVOS, SINO HERMANOS

Mensaje: Año Nuevo "Un año con color"

Un año con color
Con Jesús todo se llena de color. Lo oscuro y gris torna vivo como en un arcoíris sin parangón. La tristeza, lo blanco y negro, se transforma con la alegría de Belén y un camino, el de 2015, todavía por recorrer, oportunidad única para amar y hacer este mundo un poquito mejor.
Para 2015 nuestros mejores propósitos. Le pido al Señor que seamos puente que una a unos y a otros, que en una sociedad a veces tan dividida seamos los cristianos gente que una y que nunca divida. Seamos puente, nunca muros que imposibilitan la comunicación. Y esto es muy aplicable al ámbito personal, familiar, laboral, social…

También los invito a que oremos por nuestras familias, con un recuerdo especial a los enfermos:
Te pedimos, Señor, por nuestra familia y por todas las familias del mundo, para que avancemos en el proyecto de una humanidad en la que realmente nos sintamos hermanos, miembros de la familia de los hijos de Dios.

   Dibu: Patxi Velasco Fano             Texto: Fernando Cordero ss.cc.            Fuente:http://blogs.21rs.es/kamiano

domingo, 28 de diciembre de 2014

Video Reflexión: 1º de Enero "María Madre de Dios" (Youtube)


Haz click sobre la imágen

Evangelio según San Lucas 2,16-21 " Santa María Madre de Dios"

Tiempo de Navidad
Santa María, Madre de Dios
Jueves 1/1/15
Lc 2.16-21

                                                                      Haz click sobre la imágen



viernes, 26 de diciembre de 2014

Vídeos Reflexión: 1º Domingo Tiempo de Navidad - Ciclo B - La Sagrada Familia (Youtube - Ed. Verbo Divino) -




Evangelio según San Lucas 2, 22-40 - "La Sagrada Familia" -

1º Domingo 
Tiempo de Navidad -Ciclo B -
28/12/14
Lc 2,22-40

Cuando llegó el día fijado por la Ley de Moisés para la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, como está escrito en la Ley: "Todo varón primogénito será consagrado al Señor". 
También debían ofrecer un sacrificio un par de tórtolas o de pichones de paloma, como ordena la Ley del Señor. 
Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, que era justo y piadoso, y esperaba el consuelo de Israel. El Espíritu Santo estaba en él y le había revelado que no moriría antes de ver al Mesías del Señor. 
Conducido por el mismo Espíritu, fue al Templo, y cuando los padres de Jesús llevaron al niño para cumplir con él las prescripciones de la Ley, 
Ángel lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo: 
"Ahora, Señor, puedes dejar que tu servidor muera en paz, como lo has prometido, porque mis ojos han visto la salvación que preparaste delante de todos los pueblos: 
luz para iluminar a las naciones paganas y gloria de tu pueblo Israel". 
Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de él. 
Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: "Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos". 
Había también allí una profetisa llamada Ana, hija de Fanuel, de la familia de Aser, mujer ya entrada en años, que, casa en su juventud, había vivido siete años con su marido. 
Desde entonces había permanecido viuda, y tenía ochenta y cuatro años. No se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día con ayunos y oraciones. 
Se presentó en ese mismo momento y se puso a dar gracias a Dios. Y hablaba acerca del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén. 
Después de cumplir todo lo que ordenaba la Ley del Señor, volvieron a su ciudad de Nazaret, en Galilea. 
El niño iba creciendo y se fortalecía, lleno de sabiduría, y la gracia de Dios estaba con él. 
Palabra del Señor 
Reflexión

"La familia: comunidad de vida y de amor"
¿Cómo es la familia modelo?
La Sagrada Familia cumplió con sus deberes religiosos yendo al Templo: María para su Purificación, y el Niño para su Presentación en él.
María y José cumplieron con el Niño Jesús alimentándolo, cuidándolo y educándolo. Y así dice el Evangelio que "el niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría: y la gracia de Dios lo acompañaba". Es decir, fue 'haciéndose'.
... Jesús era primogénito, y como tal debía, en primer lugar, consagrarse al Señor, pues "Todo varón que abriere la matriz, será llamado santo para el Señor".
Después debía ser redimido por cinco siclos de plata. El propósito de esta ceremonia era recordar que el Señor los salvó de la última plaga: la muerte de los primogénitos, y los sacó de Egipto...
Simeón y Ana dan sus alabanzas y profecías, los dos son importantes desde el punto de vista legal judío. La Ley judío exigía que hubiera dos testigos para que el testimonio fuera válido y creíble. En este caso son los dos testigos, Simeón y Ana, de la revelación de Jesús como el Mesías, no sólo ante Israel, sino ¡ante todas las naciones! (Lc 2, 32)...
¿Cómo deben cumplir los padres de hoy con sus hijos?
Igual que María y José.
Primero, cumpliendo sus deberes religiosos: llevándolos a bautizar, a la catequesis, a hacer la Primera Comunión, rezando antes de comer, antes de acostarse, al salir de casa en la mañana, al comenzar alguna actividad importante...
Y segundo, educándolos y, sobre todo, dándoles buen ejemplo...
José Martínez de Toda, S.J.

jueves, 25 de diciembre de 2014

Villancicos: El niño del tambor



 haz click sobre la imagen

                                                          
                                                                  
                                                     
                                                                
                                                                
                          




Haz click sobre la imagen                                                                                                                            

martes, 23 de diciembre de 2014

Video Reflexión: Evangelio Natividad del Señor - Tiempo de Navidad - (Ed. Verbo Divino)



 Haz click sobre la imagen
Haz click sobre la imagen

Evangelio según San Juan 1,1-18 - "Natividad del Señor" -

Tiempo de Navidad
Natividad del Señor
25/11/14
Jn 1,1-18
Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. 
Al principio estaba junto a Dios. 
Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe. 
En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 
La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la percibieron. 
Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan. 
Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. 
El no era luz, sino el testigo de la luz. 
La Palabra era la luz verdadera que, al venir a este mundo, ilumina a todo hombre. 
Ella estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de ella, y el mundo no la conoció. 
Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron. 
Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios. 
Ellos no nacieron de la sangre, ni por obra de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino que fueron engendrados por Dios. 
Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad. 
Juan da testimonio de él, al declarar: "Este es aquel del que yo dije: El que viene después de mí me ha precedido, porque existía antes que yo". 
De su plenitud, todos nosotros hemos participado y hemos recibido gracia sobre gracia: 
porque la Ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo. 
Nadie ha visto jamás a Dios; el que lo ha revelado es el Hijo único, que está en el seno del Padre. 
Palabra del Señor

Mensaje de Navidad

Haz click sobre la imagen

Video: Nacimiento de Jesús (Youtube)


Evangelio según San Lucas 2,1-14 - "Vigilia de la Natividad del Señor" -

Tiempo de Navidad
Vigilia de la Natividad del Señor
24/12/14
Lc. 2,1-14

 Haz click sobre la imagen
Haz click sobre la imagen

domingo, 21 de diciembre de 2014

Mensaje Navideño: Psbtro. Andrés Mangas

Te invitamos a escuchar y meditar el mensaje de
 nuestro Párroco para esta Navidad

lunes, 15 de diciembre de 2014

Evangelio según San Lucas 1, 26-38 - "Tiempo de Esperar"

4º Domingo
de Adviento - Ciclo B
21/12/14
Lc 1, 26-38
El ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María.
El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: "¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo".
Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo.
Pero el Ángel le dijo: "No temas, María, porque Dios te ha favorecido.
Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin".
María dijo al Ángel: "¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?".
El Ángel le respondió: "El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios.
También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios".
María dijo entonces: "Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho".Y el Ángel se alejó.
Palabra del Señor
Reflexión
Corazón abierto a la Palabra
El Corazón de María es un corazón que acoge, que está abierto a la Palabra, que se ilumina con la Luz verdadera. El Corazón de María nos enseña a acoger en nuestra vida a Aquel que viene a encender nuestras ilusiones, esperanzas, proyectos. El Corazón de María se hace uno con el de su Hijo. Es un Corazón con Luz, porque en ella habita la Luz. Como María, queremos aprender a acoger al que es la Luz verdadera que viene de lo alto. Queremos que Jesús esté dentro de nosotros, para que Él bombee nuestro corazón y nos marque el ritmo de nuestra vida, con sus opciones y con su Amor.
Corazón de María, Corazón abierto a la Palabra, ayúdanos a estar disponibles a los planes de Dios. Aprendamos a cambiar nuestros esquemas, planteamientos, ocupaciones y seamos más de Él, como tú.
Dibu: Fano                  Texto: Fernando Cordero ss.cc.                    Fuente: http://blogs.21rs.es/kamiano 

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Video Canción: ¿Que es la Navidad?

Publicado el 3 de dic. de 2014
Luna Eikar ft. Coro Navideño Parroquia Corpus Christi
Hermanos, que la paz y el amor del Señor esté con ustedes.

martes, 9 de diciembre de 2014

Vídeos Reflexión: - "Tiempo de Alegrarse" - 3º Domingo Tiempo de Adviento - Ciclo B - (Youtube - Ed. Verbo Divino)


Evangelio según San Juan 1, 6-8.19-28 - "Tiempo de Alegrarse" -

3º Domingo
de Adviento - Ciclo B
14/12/14
Jn 1, 6-8.19-28


Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan. 
Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. 
El no era luz, sino el testigo de la luz. 
Este es el testimonio que dio Juan, cuando los judíos enviaron sacerdotes y levitas desde Jerusalén, para preguntarle: "¿Quién eres tú?". 
El confesó y no lo ocultó, sino que dijo claramente: "Yo no soy el Mesías". 
"¿Quién eres, entonces?", le preguntaron: "¿Eres Elías?". Juan dijo: "No". "¿Eres el Profeta?". "Tampoco", respondió. 
Ellos insistieron: "¿Quién eres, para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?" 
Y él les dijo: "Yo soy una voz que grita en el desierto: Allanen el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías". 
Algunos de los enviados eran fariseos,  y volvieron a preguntarle: "¿Por qué bautizas, entonces, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?". 
Juan respondió: "Yo bautizo con agua, pero en medio de ustedes hay alguien al que ustedes no conocen: él viene después de mí, y yo no soy digno de desatar la correa de su sandalia". 
Todo esto sucedió en Betania, al otro lado del Jordán donde Juan bautizaba. 
Palabra del Señor      
Reflexión
No te conformes con una linterna
Busca la luz. No te quedes con una pequeña lámpara o una linternita. Juan el Bautista no es la luz. La gente que nos encandila no es la luz. Nuestros pequeños o grandes ídolos no son la luz. El Mesías es la Luz.
La única luz que puede encender nuestra mecha, esa mecha que busca ser prendida por el que es la Luz. Esa mecha que solo queda satisfecha con una Luz que ilumina en la oscuridad, que vence a la muerte, que elimina los odios, que nos concede la paz, que guía a aquellos que quieren adentarse en el camino único de Belén. Y lo hace desde la alegría del brillo que ofrece el Amor. Adviento es tiempo de conversión profunda, de pasar de las tinieblas a la luz, de celebración del sacramento del perdón, que nos otorga esa claridad.
Tu eres nuestra luz, Señor. Que no te cambiemos a Ti por luces fluorescentes o destellantes. Tu luz es la única que nos hacer ver, que nos guía hacia Belén.
Dibu: Fano                   Texto: Fernando Cordero ss.cc.                 Fuentet: http://blogs.21rs.es/kamiano